Compartir entrada

miércoles, 10 de abril de 2013

El ordenador, esa máquina tonta pero obediente

Una cosa que me gusta recalcar cada vez que explico algo de programación es que el ordenador es la máquina más útil del mundo, pero a la vez la más tonta. Un ordenador posee la potencia suficiente para tomar valores, realizar un cálculo matemático de cierta complejidad, mostrarlo en la pantalla y a la vez seguir haciendo otras tantas tareas, todo ello en cuestión de milisegundos, es una máquina verdaderamente sorprendente, pero éste computador no hará tales acciones si no se lo ordenamos nosotros.


Error de programación
Foto tomada de freedigitalphotos.net

Para que un computador realice las tareas necesarias el programador debe ordenárselo, darle las instrucciones de la forma más precisa posible, explicarle detalladamente y con pasos muy pequeños todas las cosas que debe hacer para nosotros.

Un ordenador no es una máquina inteligente que aprenda, es una máquina muy tonta pero obediente.

No escatiméis en detalles cuando programéis, si en algún momento de la ejecución de un programa ocurre un error tened por seguro de que el 90% de las veces es porque algo se nos ha escapado a la hora de programar, algo no hemos tenido en cuenta o ese comportamiento no lo teníamos contemplado (evidentemente éste porcentaje no se aplica a trabajos en equipo o en red, ahí el porcentaje bajaría, además que el porcentaje dado no es el resultado de una fórmula matemática, es sólo una opinión personal).

Para ello nada mejor que una buena depuración de código junto a una traza (manual o digital), intentar reproducir el error sucedido y localizar la línea exacta donde se encuentra, corrígelo y verás que cuando ejecutes el programa de nuevo éste funcionará correctamente. Posiblemente nos habremos frustrado con nuestro ordenador, pero muchas veces solemos olvidar que es muy probable que el error sea nuestro. De una forma análoga es como si en el colegio hacemos una suma y como el resultado está mal la culpa es del cuaderno ¿no tiene sentido verdad?

Repase, practique, depure, intente anticiparse a lo que pueda suceder pero no se frustre si algo se le escapa, no es usted un ser todopoderoso que todo lo sabe, es humano y se equivoca, pero procure tomarse esa equivocación como una experiencia añadida.

Aprenda de ella y sírvase de esa experiencia práctica, verá como la próxima vez que se presente una situación parecida sabrá cómo afrontarla, ése es el secreto.

¿Cuáles son vuestros consejos a la hora de afrontar un error de programación?

2 comentarios:

  1. por lo que entiendo el problema seria buscar el problema

    ResponderEliminar
  2. y una vez ubicado el problema dar la solucion

    ResponderEliminar

 
Google+